miércoles, 16 de diciembre de 2009

Tropiezos emocionales...

Una noche como tantas que he pasado sola como perro me dio por recordar a un fulano con el que salía hace un año y que, de verdad en ocasiones la pasaba de maravilla a su lado, hasta por algunos instantes llegue a pensar que él era la respuesta a mis plegarias (¡juar, juar!) pero no fue así, como siempre se impuso la insulsa realidad; el güey me estaba enloqueciendo con sus celos enfermizos (que si bien no soy un angelito, no le di motivo alguno para tales suposiciones), sus reclamos, sus malos modos, su mal carácter, etcétera. El caso es que a final de cuentas termino con mi paciencia y decidí mejor pasar a otra cosa so pena de generarme más problemas de los deseaba resolver, pero para mi sorpresa los problemas apenas comenzaban y cada vez se ponían peor, hasta llego un momento en el que aquel hijo de la guayaba intento descargar su frustración en mi persona (que si lo hubiera llegado a hacer, él hubiese terminado en el hospital y yo en la delegación), llamaba por teléfono cada 10 minutos a partir de las tres de la mañana (sólo por chingar, está clarísimo), le llamaba a mi tío, a mis hermanas y todo porque ese güey estaba (está) loco y no tenía algo mejor que hacer que andar fregando al prójimo.


acuérdate chaparrito: la chancla que yo tiro, I'll never pick up again…

Ahora que ya paso un considerable lapso de tiempo desde que tuve mis asuntos con el comentado sujeto; conocí a un muchacho, no hace mucho, y que en serio me mueve el tapete (ya lo sabe, nada más que se hace) pero que aun no puedo comprender el por qué de tan inesperado suceso y eso me frustra (jo jo jo). Por otro lado tengo que aceptar que tratar de sobrellevar a una persona como yo no es cosa fácil, sin embargo los beneficios (físicos y emocionales) superan todos aquellos detallitos insignificantes de mi carácter :)

8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. ¿a qué te refieres con eso de "un eco bien conocido por ti"?, es simplemente una pregunta, y no, no es que me moleste o me torture la soledad, de hecho me agrada...tengo más tiempo para pensar, conocer y hacer cosas nuevas.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, ya sabes que pienso que el peor problema de nuestra sociedad y de su ideologia es que te enseñan a depender de los demás, incluso emocionalmente... asi es que yo te recomendaría que en lugar de sufrir la soledad, averigues por que estas tan convencida de que esta te debe de hacer sufrir... ya te lo he dicho, las sociedades no son necesarias si no se esta lo suficientemente preparado como para tomar semejante compromiso y responsabilidad (ojo que no me refiero a la sociedad sino al acuerdo, compromiso y acción de convivir con alguien más), por que, la mayoria de las veces y salvo rarisimas excepciones, tener a alguien a tu lado en el fondo es lo mismo que vivir sólo mientras te autoengañas con un muñeco de piel tan reflejante como el espejo, y que además posee una gran variedad de movimientos preprogramados y fraces pregrabadas cuyos sonidos son ecos rebotando a la distancia, ecos bien conocidos por ti........

    ResponderEliminar
  4. ok, ok. repito, puedes explicarme eso del -eco-

    ResponderEliminar
  5. es lo mismo que la piel de espejo........ todo lo que tu ya eres y conoces... proyectado en un algo a lo que le das la forma que se te antoja y que gustas de llamar "querid@"

    ResponderEliminar
  6. comprendo tu punto y se me hace interesante, pero no siempre es de esa manera, cuando estas con una persona no es para dejar de estar solo sino compartir tu "soledad" con alguien totalmente diferente a uno, sin que lo trates de moldear ni él/ella a ti. eso es lo que le da sabor a la vida, la hace rica y llena de sinsabores y buenas rachas, claro.

    ResponderEliminar
  7. ehm... creo que me enrede un poco en lo que dije, pero se entiende, ¿no?

    ResponderEliminar
  8. sip, eso es cierto... pero... si solo compartes soledad y no aprecias una realidad diferente a la tuya y que está justo enfrente de ti... es lo mismo que estar solo pidiendo que algo lejano a ti te de algo que está dentro de ti...

    Si bien estar con alguien diferente te da sus sorpresas y alegrias.. en realidad son sorpresas que realmente no desconciertan, ¿o si? Quiero decir que son cosas que ya se conocen, y se conocen por que en realidad no son ajenas a lo que las hace uno mismo... o en pocas palabras, en realidad tienen mas que ver con uno mismo que con la otra persona...

    Solo cuando se és capaz de ver la realidad un ser distinto a uno mismo, de esa otra persona, entonces todas sus sopresas, todas sus acciones, todos sus defectos y virtudes, todos los aspectos de su personalidad y de su comportamiento, todos los detalles que tenga para contigo y todo el tiempo que pase a tu lado, se convierten en una verdadera compañia y convivencia ... de otro modo sin importar nuestras intenciones ocurrira que nos veremos moldeando a la otra persona segun nuestros propios deseos a través del trato que le demos.... lo que significaria... repito, tratar con muñecas de piel de espejo, movimientos preprogramados (por nosotros, pues los esperamos) y fraces pregrabadas cuyos sonidos son ecos que rebotan en la distancia (sonidos que nosotros mismos hacemos y que casualmente rebotan en la otra persona de tal forma que pareciera que realmente provienen de ella).

    ResponderEliminar